PROYECTO DE EDUCACIÓN INFANTIL TEMPRANA

Para la CONEANFO es de vital importancia potenciar al máximo las posibilidades físicas, intelectuales, sociales, emocionales, espirituales y valores del niño y la niña, mediante la estimulación temprana regulada y continua. Se ha comprobado que la educación infantil temprana contribuye directamente a evitar el fracaso escolar, que tanto daño hace a los sectores más vulnerables y a la sociedad hondureña en su conjunto, lastrando entre otras cosas sus posibilidades de empleabilidad.

El proyecto trabaja en la identificación de familias con niñas y niños
menores de 3 años de edad. Al hacerlo, organiza asambleas comunitarias para despertar el interés de las familias en participar. Para esto, el proyecto organiza una serie de voluntarios y les capacita en estimulación temprana, dando acompañamiento y seguimiento a los procesos con las y los pequeños.

Para mejorar el desarrollo integral de los niños y las niñas, se realizan diferentes actividades encaminadas a aumentar la adquisición de habilidades y destrezas, de acuerdo a la edad y según lo requiera el niño o la niña. Una de estas acciones es la aplicación de los Planes de Estimulación Temprana (PET), los cuales contribuyen a mejorar el proceso de desarrollo del niño y la niña

En el año 2021, se atendieron 2,826 niñas y niños de 0 a 3 años de edad (49.5% niñas y 50.5% niños), siguiendo la Guía Metodológica de Educación Inicial No Formal de CONEANFO; de las atenciones citadas 1,754 son de seguimiento (49.7% niñas y 50.3 niños), y 555 ingresan por primera vez al proyecto (49.1% niñas y 50.9% niños). Los procesos se desarrollaron en municipios del departamento de Lempira a través del PROELEM en la Mancomunidad COLOSUCA, en los municipios de San Sebastitián, San Marcos de Caiquín y San Manuel de Colohete y en la mancomunidad CAFEG los municipios de Erandique, Santa Cruz y San Andrés del departamento de Lempira.